Acepta tu cuerpo: rechazo corporal y TCA

En nuestra consulta de psicología en Barcelona contamos con especialistas en trastornos de la conducta alimentaria.

Los trastornos de alimentación interfieren en la vida de la persona llegando a ser bastante limitantes ya que producen conductas evitativas con la comida, las relaciones sociales, relaciones íntimas, entre otras.

Algunas de las conductas relacionadas con el rechazo de la imagen corporal son:

Llevar determinadas ropas (holgadas, colores, que no ciñan, bañador)

Evitar situaciones sociales que implican comer

No mirarse al espejo

Evitar las relaciones íntimas

Dietas estrictas

Miedo a engordar

Detrás de este problema en la aceptación de la imagen corporal y rechazo al propio cuerpo existe un escaso autocuidado y falta de amor propio. Las burlas de los demás, el bullying, pueden ser desencadenantes pero no son la causa.

La distorsión de la imagen corporal depende mucho del estado de ánimo. Una discusión, fallar en un examen, que me apriete más la ropa, una ruptura sentimental, pueden hacer que ese día me sienta peor con mi cuerpo.

En nuestra sociedad y especialmente en las personas que rechazan su cuerpo, existe una tendencia a compararnos y quedarnos siempre por debajo.

La culpa y el miedo son dos emociones clave. Miedo a engordar, a ser juzgada, miedo a comer, miedo a la comida, evitación de alimentos. Culpa después de comer, inseguridades que nos pueden llevar a repasar qué he dicho o hecho. Vergüenza sobre su cuerpo, ocultar determinadas partes.

En conclusión, uno se vuelve esclavo de su cuerpo, no se siente libre, vive con obsesiones, deseos de perfección y altas exigencias, además de no sentirse nunca satisfecho.

Las fases que seguimos en general para tratar este tipo de problemas de alimentación y rechazo a la imagen corporal son:

  1. Instalar recursos. ¿Qué necesitas para salir de este problema? confianza, fuerza, voluntad, seguridad, afecto, cualquiera de estos recursos se pueden instalar en tu cerebro inconsciente para cuando los necesites.
  2. Desensibilizar el miedo, la culpa y la vergüenza. Las emociones de culpa, miedo y vergüenza se desensibilizan mediante la estimulación bilateral del cerebro, de modo que la intensidad alta de estas emociones desaparece hasta hacerse manejables. 
  3. Se reprocesan los eventos que generaron este problema de manera que quitamos la raíz del problema. Tu cerebro digiere las emociones y cogniciones que crearon este rechazo a ti misma. Creencias como “no soy suficiente” “no valgo” “me doy asco” “no me gustan”. Se sustituyen por otras adaptativas como “yo valgo” “soy suficiente” “soy capaz de quererme a mi misma” “me merezco que me pasen cosas buenas”.

Si te sientes identificad@ con alguno de estos patrones, te esperamos en nuestra consulta de psicología en Barcelona para que puedas superar este problema de rechazo corporal y trastornos de alimentación de mano de las técnicas con más base científica.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

¿Puedo ayudarte?

Si necesitas hacernos alguna consulta, puedes ponerte en contacto conmigo sin ningún compromiso. Estaré encantada de antenderte.

Fecha preferida*
Hora preferida*