Ansiedad causada por perfeccionismo y exigencia

Una gran cantidad de personas sufren por ser excesivamente responsables, exigentes y perfeccionistas. Los psicólogos en Barcelona nos encontramos frecuentemente con este tipo de problemas y rasgos de personalidad que se asocian con malestar emocional. 

Cualquier virtud o valor llevado al extremo se puede transformar en un problema. De pequeños la sociedad nos trasmite que hemos de ser perfectos, que cuánto más nos esforcemos mejor, que cuanto menos descansemos más seremos recompensados. Ser responsables es una cualidad necesaria para poder sobrevivir, por lo que como ser humano hemos de fomentarlo, pero con unos límites. 

Las alteraciones más frecuentes asociadas a los altos niveles de perfeccionismo y exigencia son ansiedad, depresión, Trastornos obsesivos (TOC) y trastornos de la conducta alimentaria (TCA).

Los investigadores expertos (Frost et al., 1990) señalan algunas conductas en las que seguramente te verás reflejado si eres muy exigente y perfeccionista:

1.- Alta exigencia personal. Cuando nos marcamos metas demasiado elevadas y poco realistas además de darle un peso excesivo en la valoración de nosotros mismos.

2.- Excesiva preocupación por los errores. Sentir angustia o ansiedad por miedo de cometer un error y pensar que serás muy duramente juzgado por ello.

3.- Dudas obsesivas. Dudar de tus propias habilidades y actuaciones, sientes que no tienes las capacidades suficientes para hacer algo bien.

4.- Expectativas de los demás, sobre todo de los padres, pensar que esperan mucho de nosotros y nunca los podemos satisfacer.

5.- Organización y orden, pulcritud, necesidad de ser muy minucioso a la hora de realizar una tarea. 

En nuestra consulta de psicología en Barcelona contamos con psicólogos expertos en esta tendencia al perfeccionismo, la exigencia, que suele ir asociado a emociones intensas de miedo y culpa. 

Creencias desadaptativas como “no soy suficiente” “soy un impostor” “si fallo no valgo como persona” “si no soy perfecta/o nadie me va a querer” “si no lo reviso puedo cometer un error”, puede estar en la raíz de este tipo de conductas que se asocian con inestabilidad emocional. Un modelo de conducta desadaptativo en casa, por ejemplo padres excesivamente responsables y exigente, o justo lo contrario, o un hermano que da problemas y yo no quiero darlos, puede ser el origen de este malestar emocional.

El tratamiento de la ansiedad causada por esta tendencia al perfeccionismo y alta exigencia se trata desde el establecimiento de unas metas realistas, sentirse satisfecho con el logro de metas y poder disfrutar de ellas, basar la valía de uno en los valores personales y no en los logros o resultados. Para cambiar de raíz se han de resprocesar las creencias asociadas a estas conductas para que sean reemplazas por “yo valgo” “soy capaz de quererme como soy” “soy suficiente” “esta bien como soy”.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

¿Puedo ayudarte?

Si necesitas hacernos alguna consulta, puedes ponerte en contacto conmigo sin ningún compromiso. Estaré encantada de antenderte.

Fecha preferida*
Hora preferida*