Ansiedad

La ansiedad es uno de los síntomas más comunes en las población. Se trata de un estado de agitación, inquietud, una angustia que nos impide estar en calma y tranquilidad. La emoción básica que se esconde detrás es el miedo. Por tanto, se trata de una reacción de nuestro sistema de alerta que se activa para ponernos a salvo, el cerebro detecta un peligro y activa la alarma para garantizar la supervivencia a través de la acción.

En muchas ocasiones el sistema de alerta que se encuentra en la amígdala del cerebro se activa ante situaciones que no comprendemos con el razonamiento porqué se está encendiendo en este momento. Puede no existir un peligro real, sin embargo, nuestra reacción es como si hubiera un león delante nuestra y tuviéramos que defender nuestra vida.

La ansiedad tiene tres componentes esenciales: cognitiva, fisiológico y motor-conductual. Cognitivo implica pensamientos, imágenes amenazantes sobre el peligro que el cerebro anticipa, preocupaciones reiterativas, catástrofes, damos gran credibilidad a esos pensamientos de modo que parecen muy reales en los momentos de ansiedad. El componente fisiológico se refiere a las sensaciones físicas que provoca el aumento de la activación que el organismo produce para ponernos a salvo. ¿cómo te activarías si hubiera un león en la habitación? pues exactamente igual reacciona tu cuerpo. El corazón aumenta su frecuencia de latido, nos falta el aire ya que la sangre se dirige hacia los músculos para salir corriendo, molestias en el estómago, sequedad de boca, sudoración, temblor, etc. Por último, el componente conductual incluye comportamientos evitativos de la situación temida, huir o escapar, también de lucha y defensa. Todo esto provoca gran malestar en la persona que lo padece.

El objetivo de la terapia es desactivar ese sistema de alarma, conocer qué peligro ha detectado el cerebro y modificar el mensaje que manda al cuerpo para que enfrente ese peligro. Es duro pero la persona aprende mucho de sí misma en este proceso ya que nos da información sobre nosotros mismos, experiencias que nos han impactado, lo que es importante para uno y aprendemos a volver al estado de calma y sosiego.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

¿Puedo ayudarte?

Si necesitas hacernos alguna consulta, puedes ponerte en contacto conmigo sin ningún compromiso. Estaré encantada de antenderte.

Fecha preferida*
Hora preferida*