Dificultades relacionales

Los vínculos con los demás a menudo nos genera malestar y preocupación. No nacemos sabiendo afrontar los conflictos, los roces con los otros, sabiendo gestionar nuestras diferencias, aceptar a nuestros padres, iniciando relaciones o terminándolas, poniendo límites a aquellas personas que nos hieren, manteniendo conversaciones. La manera de vincularnos se aprende a lo largo de la vida y no es algo simple. Lo esencial es conocernos y aceptarnos para luego poder modificar aquello que es susceptible de ser cambiado. Existen maneras concretas de expresar nuestro desacuerdo que aumenta las posibilidades de que genere un cambio en nuestras relaciones con los demás. Está claro que solo podemos cambiarnos a nosotros mismos, cambiar a los otros no es nuestro objetivo, pero sí podemos modificar el modo en el que nos expresamos y lo que trasmitimos, las palabras pueden ser dardos venenosos o puentes relacionales. Podemos entrenarnos en recibir y gestionar las críticas, podemos entrenarnos en iniciar, mantener y sostener conversaciones, podemos llevarnos mejor con aquellos que nos rodean o prepararnos para soltar relaciones tóxicas que no nos aportan. A veces estas personas son miembro de la familia, hay que hacer un proceso para aprender a soltar y que nuestro comportamiento sea lo más saludable posible para mi, los demás y el mundo en su totalidad.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

¿Puedo ayudarte?

Si necesitas hacernos alguna consulta, puedes ponerte en contacto conmigo sin ningún compromiso. Estaré encantada de antenderte.

Fecha preferida*
Hora preferida*